.:.

.: namaste | salaam | aloha | hi | hallo | aló | ciao | in lak'etx | përshëndetje | sawubona | tere | bangawoyo | howdy | hoi | hala | sawubona | ni hao | hola!!!
visitá mi colección de saludos en todas las lenguas

español ||| english ||| català
|||

miércoles, 18 de julio de 2007

.: el malestar en el arte ... habla mi maestro roberto alfaro :.


ordenando mi verdadero y tangible
laboratorio de arte en el planeta tierra encontré mis pinturas de hace 6 años, junto a una publicación local donde salió publicada mi primera foto como artista expresándome desde este lenguaje, en el grupo de fotografía "presencia" del cual era parte en aquel tiempo, con mi primer maestro, el señor fotógrafo mario bossi...
(((( ... click!!! ... ))))

en la misma publicación encontré una nota que le hicieron a mi maestro de pintura, un ser muy especial en mi vida y que aparece constantemente en mis notas sobre mi obra plástica, al cual admiro y venero profundamente no sólo como artista sino también como ser humano... y que en este momento, ya se encuentra en otras dimensiones de la existencia...

(((( ...silencio... ))))

y leyendo sus palabras, tan atemporales y vigentes, y con las cuales me siento total y absolutamente resonando en este momento, quiero compartir en mi espacio de arte sus sentimientos y visiones de 7 años atrás, como tributo, en memoria y total admiración...


:: . . . . . : . . . . . : . . . . . : . . . . . : plástica
el malestar en el arte

en un rescate poco usual, el Consejo Deliberante declaró Patrimonio Cultural el mural "Hombre Máquina" que Roberto Alfaro realizó a principio de los convulsionados 70 para la fábrica Carelli. La obra se expone actualmente en el Museo Cayetano Silva.

.: 1970. una época de profundos cambios, de efervescencia política, social, cultural.

.: hacía poco que había egresado de la escuela de arte, y poco que estaba en venado. estaba casi instalado en la ciudad, pero con la idea de no quedarme. siempre digo que es un tema que tengo que resolver _el del no arraigo_ pero creo que, después de treinta años, definitivamente me he quedado; tengo mi familia; pero es como que espiritualmente, o no sé cómo llamarlo, no he estado de algún modo. Y ese mural es un ejemplo de eso; porque es algo como descolgado, no? en lo que sería la historia del arte visual de venado tuerto, una cosa bastante extraña; yo mismo no continué trabajando en esa cuestión, fue un ensayo, una experimentación; contemporáneamente se estaban realizando en el mundo ese tipo de experiencias. Ahora es muy común que se tomen, digamos, elementos del ambiente y transformarlos... en una suerte de neo de la neo, de la neo... esa obra era contemporánea a trabajos que se hacían en ese momento. Salvando las distancias _por supuesto yo no me quiero comparar_ berni estaba trabajando con elementos residuales y armaba unos objetos...
en esos años... yo hice como una especie de pecado... la gente lo miraba como algo extraño. lo que faltó fue una difusión; es más, diría que estuvo escondido, oculto durante treinta años en la empresa carelli hnos.
ese trabajo fue hecho para los 50 años de la firma. a mí me habían hablado para diseñar _yo trabajaba en una empresa publicitaria_ la gráfica y el stand. a partir de ese diseño, que era bastante extraño también _eso se ha perdido_ se realizó la instalación, que era muy extraño, la gente lo miraba con cierto recelo... gracias a que tenía un amigo en la empresa que me dieron bola para realizar esto. la instalación era también algo muy extraño, no había puerta, había que levantar una pierna y entrar por un agujero y adentro era todo absolutamente negro, sin ningún tipo de idea de dónde empezaban y terminaban las cosas, y algunas luces puntuales iluminaban los elementos que presentaba Carelli: cocinas, salamandras, pisos de piedra, etc.; se lo9 hacía por una especie de recoveco...; era como una especie de laberinto, y de pronto te encontrabas con el mural...
el mural fue una ocurrencia mía porque cuando fuí a la fábrica ví que estaban los moldes (matrices de madera hechas a mano) con los cuales hice un ensamble, construí un paisaje donde aparece un hombre-máquina, y ahí surgió una especie de homenaje al hombre máquina. El hombre-máquina significa el trabajo en serie, donde la persona es una suerte de engranaje más. Nosotros también de alguna manera somos un engranaje. Yo pensé que la empresa iba a querer desarmarlo, tenía ese temor y quería quedármelo, pero les gustó realmente, y lo tuvieron exhibiendo un tiempo en el hall de entrada... después no lo ví más...
y como veinticinco años después, un día me asomo a una oficina de la empresa y veo que detrás del escritorio del empleado que me atendió estaba el mural... y me quedé sorprendido, contento de que no lo hubieran desarmado...
varios años después, cuando me entero de la quiebra y demás, con la gente de nuclearte elevamos una nota al síndico, el síndico al juez de la causa, se interesó el Consejo, y éste lo declaró Patrimonio Cultural. Lo recuperamos, con órden del juez, lo trajimos a mi taller y lo restauramos.
yo estimo que tiene un valor artístico y también histórico, porque rescata elementos con los cuales los obreros trabajaron; es un recuerdo permanente de un ícono de de venado tuerto: la fábrica carelli. las cocinas a leña, las salamandras de carelli son un distintivo muy especial en cuanto a forma e imagen de la ciudad.

.: en la época en que realizaste esa obra, aquellos efervescentes años 70 donde se encontraba en vigencia la noción de vanguardia artística, comparándola al arte de hoy, muy diferente en cuanto a contenidos, vos que sos un referente de aquella época y que has vivido el arte de estas últimas décadas, qué pensás de la situación del arte actual?

.: uno se siente un poco extraño, quizás lo perciba menos la gente más joven porque está viviendo "su época". yo noto bastante ambigüedad, vacuidad..., toda una serie de cosas que uno las ha hecho como ejercicio en la escuela de arte. Hay un individualismo tan grande, tan exacerbado, como que cada uno hace su propuesta y fuese en sí un "ismo"... hay un vaciamiento de ideas, de propuestas... en fin, el momento es así... todo este revoltijo de la globalización y demás, es como si viniera una gran ola, un alud, y te pasa por encima, hasta que te recomponés y volvés a pararte y decís "acá estoy otra vez"... mientras tanto estamos distraídos con todo eso; yo trato de no estarlo, a pesar de que en lo personal estoy en una etapa muy difícil para poder encajar; quizás mi sensibilidad ha evolucionado por otros caminos que no son los actuales. veo como muy pobre el momento actual, y es como si uno estuviera fuera del tiempo... cuando hice ese mural fue como un pecado. ¿Te imaginás la gente de esa época cómo lo tomó aquí en venado tuerto? decí que a la gente de la empresa le gustó y lo guardó, y hay un testimonio... la idea es como la transgresión, se ha institucionalizado; entonces pierde fuerza, se disuelve en un revoltijo de cosas sin sentido.
por eso es interesante que la comunidad intente este tipo de rescates del patrimonio cultural... es como ir rescatando jirones de la memoria que hacen a nuestra propia identidad... hay tantas cosas que se han ido perdiendo... sin ir más lejos pongamos el ejemplo del teatro verdi. vos vas por la calle belgrano, y te encontrás de pronto con eso... bueno, ese es otro gran desafío para la comunidad: creo que lo que habría que hacer es decir, bueno, vamos a hacer lo que es posible; qué es posible: por lo menos limpiarlo, y después veamos. ¿es algo que no nos duele porque no es nuestro? ¿de quién es?... sin embargo es, un poco, de todos; pertenece a la memoria de la ciudad. deberíamos protegerlo... creo que somos muchos los que pensamos así.
La realidad es cambiante todo el tiempo; nadie tiene la verdad de nada... pero de alguna manera tenemos que tratar de construir posibles realidades que nos ayuden a soportar mejor la cosa.

:: . . . . . : . . . . . : . . . . . : . . . . . :
revista argot | número 2 | revista bimestral de desinterés general | diciembre 2000 | editada por PRAXIS Diseño & Comunicación en Venado Tuerto. Provincia de Santa Fe. República Argentina.

:: . . . . . : . . . . . : . . . . . : . . . . . :
así como roberto estaba o se sentía fuera del tiempo, como un mago, siento que sus palabras son tan como atemporales como vigentes en cada tiempo y espacio...
y en esta nota en que habla de la identidad y del arte en la ciudad que nací y en la que me formé como artista siento incluso que cuenta en analogías sincrónicas mi propia historia... en ese teatro abandonado del que habla, el verdi, que pertenecía a la sociedad italiana, aprendí a pintar y me recibí de maestra de plástica, a los 13 años, igual que todas las mujeres de mi familia... siguiendo la rueda, como cuenta garcía márquez en 100 años de soledad y más tarde nos revela en su propia histoiria de vida...
habla de carelli, en los 70, cuando mi papá, igual que él y muchos, volvieron a venado en busca de la tranquilidad que las ciudades ya no aportaban porque se habían vuelto inseguras para los seres que querían ser libres y expresarse libremente... mi papá, como roberto, se vinieron de córdoba, después de los acontecimientos violentos que se desataron en aquella ciudad, donde el arte estaba ebulliendo entre las revueltas políticas... y muchos artistas de esa época se encerraron en sus mundos interiores para protegerse... mi papá, dejó la música, que era su vida y su forma de expresar sus sentimientos... y entró a trabajar en la fábrica de carelli, durante un tiempo, hasta que se acomodó internamente y pudo empezar una nueva vida...
en el 2001, transitando un momento muy crucial y difícil de mi vida, y después de estar años desconectada conscientemente de la expresión plástica como lenguaje artístico, empecé a estudiar en el taller de roberto... en aquel entonces él nos compartía, siguiendo los pasos de kandisnky, la visión espiritual en el arte... hoy encontré los trabajos que hice en aquel taller...
cuando me fuí a barcelona, roberto hizo una exposición colectiva en su espacio, nuclearte, donde expuso mi obra...


en barcelona trabajé junto a tanja grass, que es hoy una de las pioneras a nivel mundial en el arte desde la nueva visión acerca del reciclaje de los objetos en la sociedad de consumo, con su drapart ... más vueltas de la vida...

y así se entiende mejor que de tal palo tal astilla y que de tal maestro, sumado a lo que ya venía adentro mío, no se podía esperar que mi arte fuera de lo más convencional...

:: . . . . . : . . . . . : . . . . . : . . . . . :
siento ganas de seguir hablando de roberto y las charlas privadas que me regaló junto a enseñanzas de vida, cuando me invitó a conocer su obra, que es muy vasta y maravillosa... y que merece ser expuesta en los grandes salones del reconocimiento artístico latinoamericano contemporáneo... y me pregunto ¿dónde estarán ahora sus cuadros?

agradezco enormemente a la vida haber encontrado este maestro, haber participado de sus enseñanzas y en su propio taller... siento a roberto, después de haber viajado por el mundo y ver la obra de muchos artistas conocidos y desconocidos, como uno de los grandes artistas de este tiempo... un gran visionario, vanguardista... y que quizás, si la globalización hubiera estado como hoy, no se sentiría tan solo y se hubiera podido dar cuenta de que estaba marcando un hito en el arte, alineado al arte mundial...

:: . . . . . : . . . . . : . . . . . : . . . . . :
cuando pueda, voy a colgar en las galerías los trabajos que hice en la época en que me guiaba roberto en mi experimentación plástica...

prometo fotos para la nota, con mi primer cámara de fotos, casi lomográfica, otra rusa de los 70, y que se llama KoniKa.

.:.

De yoga ka arter...


La necesidad interior es gestada y determinada por tres necesidades místicas:

1. El artista, en tanto creador, expresará lo que le es específico (elemento de la personalidad).

2. El artista, en tanto hijo de su época, expresará lo que es específico de ella (elementos del estilo, como valor interno, constituido por el lenguaje de la época, más el lenguaje del país, en tanto que éste sea idiosincrático).

3. El artista, en tanto amanuense del arte, expresará lo que es específico del arte en general (elemento de lo genuina y sempiternamente artístico, que sobrevive en todos los hombres, tiempos y tierras, se pone de manifiesto en las obras de arte de cada artista de cualquier nación y cualquier época y, como esencia del arte, se sustrae al tiempo y al espacio). Solamente con penetrar con los ojos del espíritu a los dos primeros elementos, el tercero se evidencia. Es allí cuando comprendemos que una columna rudimentariamente labrada de un templo indio fue originada por un espíritu idéntico al de cualquier obra moderna.


Por otro lado, la voluntad de sacrificio y solidaridad, los pensamientos puros y sublimes, el amor, la caridad, la generosidad, la justicia, el sentimiento humanitario, son también entidades espirituales que iluminan a aquellos sentimientos como el sol extermina a los microbios, dejando limpia la atmósfera.

Hubo en la Historia períodos así. ¿Acaso era otra la del Cristianismo, que condujo a los más débiles a la lucha espiritual? Incluso en la guerra y la revolución hay agentes que limpian el aire enrarecido.


Sobre lo espiritual en el arte.
Por Vassily Kandinsky
título original “Uber das Geistige in der Kunsl”, Editorial Need, Buenos Aires, 1999


http://www.enfocarte.com/3.20/ensayo.html



No hay comentarios:



yo creo en los sueños... en los sueños humanos que duermen en los corazones... los sueños humanos son susurros de dios, susurros de la vida... somos nosotros los que al creer en ellos hacemos posible que esos susurros tomen forma y cobren vida... la magia de la vida se encarga de los detalles ... nuestro trabajo es sostener la esperanza y la visión en ellos... y confiar!!!


.:.